martes, 26 de julio de 2011

El toro, la luna y el Disco de Nebra

En el Disco de Nebra: ¿el sol, la luna, un eclipse..?

En su ensayo sobre la interpretación de las tablillas en lineal B El prejuicio contable y pictográfico de un silabario logográfico, fonológico y polisémico Enriqueta y Tina Martinotti vuelven a sus lúcidos procedimientos, esta vez aplicados a la tablilla de Knossos 17=Ai739.

Las autoras afirman que para la escritura Lineal B es muy plausible que "cada uno de los signos silábicos -silabograma- sea un logo-fonograma que represente una palabra, un lexema y un sonido que pueda servir para componer otros sonidos y que, ya sea solo o acompañado, tiene siempre valores polisémicos".

Esta polisemia es la que permite, en el texto de la tablilla citada, leer el numeral 2 como DION y convertirlo en el adjetivo "divino", "divina" o "diosa".
O las sílabas KO WA TO, que admitirían KOIA THOR y podrían leerse como "esfera del toro".



La esfera del toro nos desliza a la poesía y al antiquísimo ritual mediterráneo de la luna. Es la esfera lunar, creciente o menguante, la que enmarcan y dibujan los cuernos del toro. Las autoras hacen referencia en una nota a dos festivales griegos, la Dafneforia que se celebraba cada 9 años en Beocia en honor de Apolo y la Stepteria délfica que podrían caracterizarse como "Fiesta de las esferas": el sol, la luna, las estrellas son involucrados en un ritual mágico que culmina en la elección de un resplandeciente y joven sacerdote.

Las esferas en el disco de Nebra. Detalle

Hace milenios, una de las advocaciones de Apolo era Loxias, epíteto que abarca desde la ambigüedad de sus oráculos hasta los múltiples significados. Y el toro le estaba consagrado...

Updates Via E-Mail

subcribe rss feedRSS