lunes, 25 de julio de 2011

Entrevista a Philippe Plagnol sobre el Disco de Festos, por Valerie Jaudon

En abril de 2006, en el número 673 de la revista francesa Horoscope, apareció una entrevista muy completa que le hizo Valerie Jaudon a Philippe Plagnol en torno al Disco de Festos, sus investigaciones y su página web, www.disque-phaistos.fr, que se ha convertido ya en un referente para los interesados de todo el mundo en su misterioso mensaje y en la reconstrucción de su apasionante historia.


El disco de Festos: uno de los objetos más misteriosos de la historia.

DESCIFRANDO UNA ESCRITURA DESCONOCIDA

Por Valerie Jaudon

Traducción al español: MGE

Es una galleta de arcilla varias veces milenaria sobre la que se ve una suerte de juego de la oca: una cabeza, una piel de animal, un barco... Pero ¿cuál es su mensaje? Un investigador invita a levantar una esquina del velo.

En el museo de Herakleion, en Creta, los guías señalan siempre a la atención de los visitantes, con un punto de exaltación en la voz, el tesoro que es el orgullo de la ciudad. Uno se acerca entonces a la vitrina y puede examinar... una simple galleta de arcilla de color café claro de unos 15 centímetros de diámetro. Se encuentra fija sobre un soporte metálico, de manera que puedan verse sus dos caras. Cada una de ellas lleva dibujos, algunos fácilmente reconocibles: un hombre en marcha vestido con un paño, un ave, una flor estilizada... Otros símbolos son menos fáciles de identificar en un primer golpe de vista. Pero todo el mundo puede interrogarse, soñar y proponer su propia solución. Porque sobre este pequeño objeto de tierra cocida, hace casi un siglo, que arqueólogos, lingüistas e investigadores aficionados trabajan con el objetivo de perforar su secreto. Hacerlo "hablar", de alguna manera, ya que viejo de más de 3 mil años, sería el único vestigio de una lengua olvidada.
Philippe Plagnol, un joven ingeniero, forma parte de los mejores conocedores de este objeto.

Horoscope: ¿Cuándo descubrió el disco de Festos?
Ph. Plagnol: En 1994. Yo tenía 14 ó 15 años y caí por azar en la revista Archéologie nouvelle. Ahí Louis Godart firmaba un artículo titulado "El misterio del disco de Festos". Lo que me intrigó es que él no daba más que pocas explicaciones concernientes a los signos reproducidos, numerados del 1 al 45. ¡Entonces no estaban traducidos! Yo me sentí con la vocación de un nuevo Champollion.

¿Y en el presente, al cabo de una decena de años de investigaciones?
He cambiado de rumbo y trato de reunir las informaciones más objetivas posibles.

¿Y si el disco fuera falso?
Yo no lo creo. Visitando los museos o recorriendo libros sobre Grecia antigua, todo el mundo puede constatar que una gran parte de los signos impresos sobre el disco remite a realidades históricas. Como por ejemplo, el signo 25


una barca típicamente cretense, que se vuelve a encontrar por ejemplo en un sello de Minos que data del siglo XV a.C.



¿Cuál es el signo más típico?
Ciertamente, el signo 6:
una diosa con los senos desnudos emblemática de la religión minoica.

¿Cuál es el símbolo más extraño?
Podría ser el signo 2:

Creo que se trata de un hombre melenudo, lo que podría designar una cierta categoría de la población, por oposición al signo 3:


una cabeza calva. En este signo 2, el arqueólogo Louis Godart ve un hombre portando una cimera, un casco rematado con plumas, característico de los guerreros filisteos -según la Biblia, los filisteos serían originarios de Creta. Pero si es ese el caso, ¿por qué el autor del disco no ha representado la mentonera indispensable para detener el casco? En fin, muchas personas creen reconocer un indio iroqués, lo que no tiene ninguna razón de ser sobre un disco cretense...

¿Y el otro perfil humano, el signo 3, que presenta dos aros sobre la mejilla?
Louis Godart ha afirmado que se trata de un tatuaje facial idéntico al que se puede observar sobre los tributarios cretenses (embajadores en cierto sentido) pintados en una tumba de la XVIII dinastía egipcia. Por otro lado, yendo a consultar el estudio al que él se refiere en la Biblioteca Nacional, me he dado cuenta que su teoría es muy frágil: los trazos interpretados como un tatuaje pueden explicarse de otra manera, el fresco está muy deteriorado, y ser por ejemplo un vestigio de barba. Sin contar que solamente un personaje presenta una marca un poco similar a esa que se encuentra en la mejilla del signo 3.

¿Cómo lleva usted sus investigaciones?
Guardo presente en la mente tal o cual símbolo y busco formas análogas en los documentos antiguos. Tomemos el signo 14:


La mayoría de los arqueólogos lo llaman "una montaña"... Nunca he podido ver una montaña. Dos montes con la cumbre plana, ligados entre ellos por una estrecha banda, sería un dibujo absurdamente simplista para representar una montaña. Yo lo he "regresado" en el pensamiento y comparado con una pintura que adorna el sarcófago de Haghia Triada:



una mujer sostiene de esa manera dos cubetas unidas por un bastón. Es el mismo dibujo. Esta solución ha parecido convencer a otros investigadores, porque la han adoptado.

¿De qué descubrimiento está más "orgulloso"?
De mi hipótesis a propósito del signo 44:


que evoca la huella de una pata de ánade. He guardado en la cabeza este signo durante 5 ó 6 años. Seguía siendo enigmática. Ciertos arqueólogos ven una cabeza de animal, ¿pero cuál? Después, en una librería, estaba hojeando un libro y caí sobre el sello de Isopata y de inmediato me sentí golpeado por la evidencia: uno encuentra ahí el mismo signo, orientado de manera diferente, y es el detalle de un vestido. Me siento confortado en esta hipótesis por el hecho de que muchos símbolos presentes sobre el disco son fragmentos: una cabeza humana, una cabeza de felino, una pata de toro. Y sobre todo, se vuelve a encontrar el signo 44 en el interior del signo 6. Mire, la diosa lleva este vestido, con el mismo punto situado en el mismo nivel. Ahí hay una clave, el signo 6 "autentifica" el signo 44.

¿Tiene muchos "competidores"?
Sí y no. Después de su descubrimiento, al menos un centenar de traducciones del disco de Festos se han publicado. Pero ninguna versión ha sido admitida por el conjunto de la comunidad científica. Un politécnico, entre otros, ha propuesto un desciframiento integral apoyándose sobre no menos de 30 pruebas. Pero como los otros "traductores", ha adherido el griego antiguo sobre la estructura del disco. Cuando no se tiene más que una cuarentena de signos es posible encontrar correspondencia. Pero es imposible estar seguro se se tiene un "verdadero" texto. Y lo que alimenta la duda, es que todas esas pretendidas traducciones se remiten muy frecuentemente a la simbología de los objetos que figuran sobre el disco: sería cuestión de guerra y de ritos religiosos...

¿Cuál le parece la hipótesis más original?
Hace tres años, un investigador me envió su libro, editado a sus expensas. Habiendo descifrado a la vez un disco maya y el disco de Festos, ¡estaba convencido de haber llegado a localizar la Atlántida!

Pero usted, ¿qué propone?
Soy particularmente sensible a la estética del disco, y pienso que se trata de un "unicum", de un objeto único más que de un documento testimonio de una lengua hablada en un momento de la historia. Por el otro lado, no se ha encontrado ningún otro objeto parecido.... Si es una lengua, no ha vivido... y además, cuando se compara el disco con los textos escritos en "linear B" (una escritura de la lengua griega empleada en Creta a partir de 1400 a.C.), se ve que se trata de una escritura casi "sucia" de un hombre apresurado, que escribe con un cuidado puramente utilitario.


Por Valerie Jaudon

Traducción al español: MGE

En el disco, es lo contrario...
Sí, para mí, el disco de Festos es una obra de arte, un objeto realizado con un cuidado extremo, tal vez con ocasión de un acontecimiento particular de gran importancia. Cada signo ha sido impreso con la ayuda de un sello metálico. Crear punzones móviles tan pequeños y precisos para grabar signos legibles sobre un disco apenas del tamaño de la mano no debió ser un asunto sencillo. Además, disponer los signos en espiral en la arcilla suave está lejos de ser cómodo, eso se experimenta. La belleza del disco y las dificultades que presenta su realización, hacen inclinarse la balanza del lado de su unicidad.

El sentido de la escritura va del exterior hacia el interior. Si el autor del disco no conocía de antemano la extensión de su texto, hubiera sido más lógico imprimir en el otro sentido, para poder añadir un poco de arcilla, si fuera necesario...
Así es. Sobre la cara A, vemos que el escriba tuvo necesidad de comprimir su texto. En los dos o tres grupos de signos hacia el final, ha economizado el espacio. Por lo tanto, el texto estaba ya pensado. Este tema es controversial, pero en mi opinión, el escriba que ha "escrito" el disco de Festos tenía un modelo. Yo estimo que no se trata de una versión definitiva; se notan en su superficie correcciones, signos borrados y luego reimpresos. La versión final debe estar todavía bajo tierra...

¿Piensa usted poner un día punto final a sus investigaciones?
Claramente, no. Ciertamente, la investigación arqueológica profresa sin cesar; por ejemplo, el anillo de Minos, reconocido como auténtico recientemente, lleva una barca de forma casi idéntica a la que figura sobre el disco. Pero aún si mañana nuevas excavaciones sacan a la luz del día nuevos indicativos, habrá que establecer analogías y justificarlas. Si uno se encuentra atraído por el misterio, se tiene todo lo que se necesita para ser feliz con el disco de Festos. Se siente que algunos de sus secretos pueden ser penetrados, pero su significación global podrá siempre ser sujeto de discusión, y mil sombras van a subsistir...

¿Este disco le sirve para viajar en el tiempo?
Sí, y los 5 ó 6 primeros años de mi investigación fueron la fase más apasionante: yo iba de libro en libro... He llenado cuadernos enteros con notas. Eso fue una inmersión en el universo de la Creta antigua. El disco es una puerta de acceso a una civilización brillante, que ha brillado sobre el mundo. María García Esperón, que se ha convertido en mi amiga, escribió una novela a propósito de este objeto, remitiéndose a su aspecto simbólico (El disco del tiempo).* Ella imagina que una chica viaja en el tiempo gracias a ese pedazo de arcilla. Esa me parece una buena aproximación al disco de Festos. Su simbolismo es una inagotable materia de reflexión, como lo es, en astrología, la de todos los signos del Zodiaco... V.J.


*Philippe, al lado de Nuria, es el personaje principal de mi novela (MGE)



Updates Via E-Mail

subcribe rss feedRSS