sábado, 30 de julio de 2011

Minos y el disco de Festos

El llamado "anillo de Minos"
Siglo XV a.C. Museo de Herakleion
Foto: El Disco de Festos: un enigma de la historia
"Mi punto de vista, compartido con los más serios académicos, es que el Disco continuará siendo indescifrable mientras siga siendo un documento aislado. Solamente un aumento en el número de inscripciones, permitirá un progreso real hacia el desciframiento. Mientras debemos domar nuestra impaciencia y admitir que si el mismo Rey Minos le revelara a alguien a través de un sueño la verdadera interpretación, sería muy difícil para él convencer a nadie más que esa es la única y posible solución". 

John Chadwick. Linear B and related scripts. London, 1988
jueves, 28 de julio de 2011

El disco de Festos: ¿un misterio musical?


Gareth Owens, experto en escrituras minoicas y en el disco de Festos, ha protagonizado recientemente un programa de National Geographic dedicado a este apasionante misterio de la antigüedad.
En este video se puede apreciar su teoría de ubicar en el "texto" del disco un patrón rítmico. Un experto en instrumentos musicales antiguos mediante un programa de computadora entrega los posibles "sonidos" del primer impreso de la historia humana.

miércoles, 27 de julio de 2011

El disco de Vladikavkaz en El Disco del Tiempo

Fragmento de Vladikavkaz
Foto: Le disque de Phaistos. Sitio de Philippe Plagnol


El artículo que Nuria leía se llamaba "Une énigme archéologique du Caucase Septentrional", en la edición de Internet de la revista L'Archéologue. Hacía referencia a un sorprendente hallazgo en la República de Ossetia, en una ciudad llamada Vladikavkaz.

Fue descubierto, en 1992, durante la limpieza de la cava de una mansión del siglo XIX. Quién lo puso ahí, se ignora, pero quien lo encontró lo entregó al Museo de Historia de Vladikavkaz. ¿Perteneció a un coleccionista? ¿Es una falsificación? Misterio.
Se trata de un fragmento de terracota que remite a una forma discoidal y se vincula necesariamente con el Disco de Festos, con la particularidad de que, en este caso, los signos no fueron impresos con selos, sino dibujados directamente con algún objeto puntiagudo.

Nuria se llevó las manos a las sienes. En ese momento flasheó el icono de mensajes neuvos en la parte inferior izquierda de lapantalla. Era Philippe.

"Sigue este enlace: https://sites.google.com/site/disquephaistos/contexte-historique/le-disque-de-vladikavkaz

Era increíble. Philippe y ella siempre estaban en sintonía. El Atlántico de por medio. Siete horas de diferencia. Pensando en lo mismo. Al mismo tiempo.
(El Disco del tiempo. pp. 267-269)
martes, 26 de julio de 2011

El Disco de Festos en Los Expedientes Antiguos X de National Geographic


Galería de fotos en el micrositio de National Geographic

"En el segundo episodio de la serie, Mark Guscin, traductor de lenguas antiguas e historiador, sigue una serie de pistas relacionadas con el Sudario de Oviedo, España. Se trata de un simple trozo de tela, en apariencia, que según algunos, fue utilizado para envolver el rostro de Cristo cuando murió y que podría tener las únicas huellas de sus restos humanos en la Tierra. Si fue empapado con su sangre, ¿contiene el ADN de Cristo? Mark sigue la pista del Sudario hasta Tierra Santa, en Israel, para tratar de descubrir la proveniencia de esta increíble reliquia. También en este episodio, Gareth Owens, descifrador de códigos lingüísticos, intenta resolver el enigma de uno de los objetos más misteriosos, el disco de Festo. Descubierto en las ruinas de un antiguo templo de Creta, este pequeño objeto circular tiene grabados más de cuarenta símbolos diferentes, que los mejores descifradores de códigos del mundo no han podido interpretar. Sin embargo, los misterios del disco recién empiezan allí. El disco parece tener alrededor de unos tres mil años de antigüedad, pero el hecho de que los signos estén sellados en su superficie significa que es dos mil años anterior a cualquier forma de impresión conocida. El disco ha sido una obsesión para Gareth Owns, que ahora cree haber comenzado a descubrir algunas palabras, lo que podría ser una importante clave de lo que es y por quién fue escrito"

Próxima repetición del programa
27 de julio
Canal de National Geographic

El Disco del Tiempo en 5 palabras griegas

 En el número 7 de Leer y leer (Revista para la animación de la lectura),de Ediciones SM y publicada en mayo 2008, Laura Aguirre me hizo una entrevista para la sección "Un gran autor para un gran premio".

"La entrevista se desarrolla a partir de cinco palabras, elegidas por los autores, que definen su vida y su obra, en esta ocasión entrevistamos a María García Esperón, ganadora del premio Barco de Vapor en 2004, quien en su novela El disco del tiempo enlaza la ficción (mitología y antiguos relatos griegos) con la historia, la arqueología y las nuevas tecnologías".

1.- CRONOS
Es el tiempo. Para los filósofos quizá una de las indagaciones más inagotables que puedan hacerse. Es, como dijo Borges, la sustancia de la que estamos hechos. El misterio que nos constituye. Aquello que portamos, también misteriosamente, fundido con la materia, nuestra materia. El que nos lleva a la vejez desde la tierna infancia... el emblema de la sabiduría. Está en el nombre de mi primera novela porque es el nombre de mi primera indagación, planteada en la infancia: ¿qué es el tiempo? ¿Se puede viajar en él? ¿Fluye o se detiene? ¿Nos separa o nos reúne? ¿Por qué los acontecimientos suceden? ¿Es posible detener al instante, implorarle como Goethe, aquello de “Detente, eres tan bello”? Una de las maneras de fijarlo sin que pierda su esencia evanescente, es a través de la literatura, de la creación literaria, de la poesía. Una novela histórica, una crónica, un poema restituyen la eternidad del acontecimiento mediante el leer y el escribir, esas creaciones humanas.

2.- COSMOS
Es el mundo. El mundo ordenado, bello. (La palabra cosmos es la raíz de la cosmética). El universo que toma nombre y sentido ante la mirada humana que es potencialmente creadora. Todo hombre es Adán, dotado con el poder de nombrar, de hacer suya la belleza del mundo porque al desearla la inventa.
El mundo es infinito pero el ansia de conocer del hombre también lo es. Dijo Heráclito: “No encontrarás los límites de tu alma, tan profundo es tu logos”. La apetencia de mundo, la sed de saber, de conocer es la marca de los grandes creadores y científicos: Dédalo, Aristóteles, Leonardo da Vinci, Alexander von Humboldt. El sistema circulatorio estaba ahí, las cordilleras, las montañas, los volcanes, el vuelo de las aves, las corrientes marinas. Llegan ellos y los apetecen, los nombran, los dibujan: hacen el mundo para los demás, lo ordenan, le restituyen la belleza.

3.- PSIQUE
Es el alma. O la noción del alma como puede comprenderla quien se haya asomado a múltiples tradiciones de sabiduría, no solamente occidentales. El ente de inmortalidad de los egipcios, el principio que transmigra de cuerpo en cuerpo en las reencarnaciones pitagóricas, el “eres tu cuerpo y eres tu alma y es arduo o imposible fijar las fronteras que los dividen”, de Borges; la mordida de inmortalidad que nos define, la trémula mariposa con que la simbolizaron los griegos en el mito de Eros y Psique. La inmortal, otra vez. La que nos reconoce cuando a través de nuestros ojos se asoma desde las obras inmortales de la literatura y del arte.

4.- EROS
Es el amor. “El amor que mueve al Sol y a las demás estrellas”, último verso de la Comedia de Dante y el motor del Universo, la fuerza suprema, la de los muchos nombres y muchos dioses. Se habla del amor al conocimiento y lo cierto es que no hay conocimiento sin amor. El ruiseñor del corazón traspasado por una espina de Oscar Wilde no es distinto a María Curie exponiéndose a la radiación para conocer los secretos del radio. Conocer es una de las maneras de amar, tal vez la más alta, porque aquello que se conoce intensamente con igual intensidad se ama. La ignorancia justifica la destrucción y el odio. El amor, nunca. El amor salva. Une, atrae, sostiene... Los griegos intuyeron que Eros es la fuerza de cohesión del Universo. También entraña la inmortalidad. “Amar a alguien es decirle: Tú no debes morir”, dijo Gabriel Marcel. En tanto que se es amado, se es inmortal.

5.- MYTHOS
Es el mito. El mito en su sentido profundo de verdad esencial que se transmite con un lenguaje imaginario. Decía Borges que la misión del poeta era restituir a la palabra su magia primordial. Yo diría que volver a hacer que la palabra sea un mito. Los mitos crean al mundo a su imagen y semejanza. Los libros, los grandes libros así lo hacen, aportando sentido y patria y sentido de pertenencia y consejo. Las narraciones orales de las abuelas y las nanas, la Biblia, la Torah, el Corán, los poemas homéricos, la epopeya artúrica, las Mil y una Noches, el Chilam Balam, los versos de Manrique, de Machado, de Sabines, la poligrafía de Alfonso Reyes y los innumerables tesoros de palabras primordiales, palabras-mito que ponen en nuestras manos el hilo de Ariadna para que descifremos el admirable laberinto.


A cinco años de haber escrito El disco del Tiempo, al presentar la cuna de los mitos griegos como una investigación que emprenden tres muchachos con las herramientas de comunicación de nuestro tiempo, me doy cuenta que el jurado apostó, para una colección de literatura infantil, por un libro complejo que no ofrece la tranquilidad de la lectura única, sino la aventura de una obra que se critica a sí misma desde una actitud científica. El lector se convierte al mismo tiempo en alguien que quiere distraerse o divertirse, y en el investigador que quiere examinar evidencias, documentos, interpretaciones, incluso considerando la sospecha de la falsificación, cuestión recurrente en la arqueología, como saben los expertos: ¿y si el disco de Festos es falso?

Los buenos lectores son quienes saben buscar y encontrar los sucesivos tesoros escondidos en los libros, y darles múltiples sentidos. Los lectores son los grandes descubridores y científicos que encuentran, en lo que todo el mundo ha leído, lo que nadie ha encontrado. Lee, lee, relee... y encontrarás.

El toro, la luna y el Disco de Nebra

En el Disco de Nebra: ¿el sol, la luna, un eclipse..?

En su ensayo sobre la interpretación de las tablillas en lineal B El prejuicio contable y pictográfico de un silabario logográfico, fonológico y polisémico Enriqueta y Tina Martinotti vuelven a sus lúcidos procedimientos, esta vez aplicados a la tablilla de Knossos 17=Ai739.

Las autoras afirman que para la escritura Lineal B es muy plausible que "cada uno de los signos silábicos -silabograma- sea un logo-fonograma que represente una palabra, un lexema y un sonido que pueda servir para componer otros sonidos y que, ya sea solo o acompañado, tiene siempre valores polisémicos".

Esta polisemia es la que permite, en el texto de la tablilla citada, leer el numeral 2 como DION y convertirlo en el adjetivo "divino", "divina" o "diosa".
O las sílabas KO WA TO, que admitirían KOIA THOR y podrían leerse como "esfera del toro".



La esfera del toro nos desliza a la poesía y al antiquísimo ritual mediterráneo de la luna. Es la esfera lunar, creciente o menguante, la que enmarcan y dibujan los cuernos del toro. Las autoras hacen referencia en una nota a dos festivales griegos, la Dafneforia que se celebraba cada 9 años en Beocia en honor de Apolo y la Stepteria délfica que podrían caracterizarse como "Fiesta de las esferas": el sol, la luna, las estrellas son involucrados en un ritual mágico que culmina en la elección de un resplandeciente y joven sacerdote.

Las esferas en el disco de Nebra. Detalle

Hace milenios, una de las advocaciones de Apolo era Loxias, epíteto que abarca desde la ambigüedad de sus oráculos hasta los múltiples significados. Y el toro le estaba consagrado...

El escudo de Aquiles y el Disco de Nebra


En él, la tierra, y en él, el cielo, y en él forjó el mar,
y el infatigable sol y, plena, la luna,
y en él, todos los astros con que el cielo está coronado,
las Pléyades y las Híadas y la fuerza de Orión,
y la Osa que también, por sobrenombre, el Carro se llama... *

Hefesto lo forjó, atendiendo la súplica de Tetis. Es tan real como el poema de Homero, pero muchos escoliastas consideraron el pasaje como una interpolación. En la biblioteca de Pérgamo, Crates de Malos propuso que las diez partes en que podía dividirse el escudo eran los diez círculos celestiales.

En 1999 encontraron en Alemania el disco de Nebra. Proviene del siglo XVII a.C y de él se ignora todo, salvo lo que se mira: el sol infatigable y la luna creciente y plena y los astros que coronan el cielo... Y las Pléyades...

¿Puede vincularse ese disco surgido de la misteriosa edad de bronce europea con ese escudo heroico vuelto hexámetro?

En men gaian éteux', en d'ouranon, en de thálassan,
éelion t'ákamanta selenen te pléthousan...
lunes, 25 de julio de 2011

Tenemos derecho a la aventura: María García Esperón


El Disco del tiempo
Tenemos derecho a la aventura

Entrevista de Karla Zanabria en El Financiero.
Noviembre 2004


El Disco del Tiempo




Novela de María García Esperón en torno al misterio del Disco de Festos. Forma parte de la trilogía "Los Discos del Tiempo" -El Disco del Tiempo, El Disco del Cielo y El Disco de Troya.
Trata sobre los últimos días del imperio minoico, destruido por la erupción de la Isla de Thera hacia el 1600 A.C. y base de la leyenda de la Atlántida.
Con esta obra la autora obtuvo el Premio Barco de Vapor 2004 México.


Entrevista a Philippe Plagnol sobre el Disco de Festos, por Valerie Jaudon

En abril de 2006, en el número 673 de la revista francesa Horoscope, apareció una entrevista muy completa que le hizo Valerie Jaudon a Philippe Plagnol en torno al Disco de Festos, sus investigaciones y su página web, www.disque-phaistos.fr, que se ha convertido ya en un referente para los interesados de todo el mundo en su misterioso mensaje y en la reconstrucción de su apasionante historia.


El disco de Festos: uno de los objetos más misteriosos de la historia.

DESCIFRANDO UNA ESCRITURA DESCONOCIDA

Por Valerie Jaudon

Traducción al español: MGE

Es una galleta de arcilla varias veces milenaria sobre la que se ve una suerte de juego de la oca: una cabeza, una piel de animal, un barco... Pero ¿cuál es su mensaje? Un investigador invita a levantar una esquina del velo.

En el museo de Herakleion, en Creta, los guías señalan siempre a la atención de los visitantes, con un punto de exaltación en la voz, el tesoro que es el orgullo de la ciudad. Uno se acerca entonces a la vitrina y puede examinar... una simple galleta de arcilla de color café claro de unos 15 centímetros de diámetro. Se encuentra fija sobre un soporte metálico, de manera que puedan verse sus dos caras. Cada una de ellas lleva dibujos, algunos fácilmente reconocibles: un hombre en marcha vestido con un paño, un ave, una flor estilizada... Otros símbolos son menos fáciles de identificar en un primer golpe de vista. Pero todo el mundo puede interrogarse, soñar y proponer su propia solución. Porque sobre este pequeño objeto de tierra cocida, hace casi un siglo, que arqueólogos, lingüistas e investigadores aficionados trabajan con el objetivo de perforar su secreto. Hacerlo "hablar", de alguna manera, ya que viejo de más de 3 mil años, sería el único vestigio de una lengua olvidada.
Philippe Plagnol, un joven ingeniero, forma parte de los mejores conocedores de este objeto.

Horoscope: ¿Cuándo descubrió el disco de Festos?
Ph. Plagnol: En 1994. Yo tenía 14 ó 15 años y caí por azar en la revista Archéologie nouvelle. Ahí Louis Godart firmaba un artículo titulado "El misterio del disco de Festos". Lo que me intrigó es que él no daba más que pocas explicaciones concernientes a los signos reproducidos, numerados del 1 al 45. ¡Entonces no estaban traducidos! Yo me sentí con la vocación de un nuevo Champollion.

¿Y en el presente, al cabo de una decena de años de investigaciones?
He cambiado de rumbo y trato de reunir las informaciones más objetivas posibles.

¿Y si el disco fuera falso?
Yo no lo creo. Visitando los museos o recorriendo libros sobre Grecia antigua, todo el mundo puede constatar que una gran parte de los signos impresos sobre el disco remite a realidades históricas. Como por ejemplo, el signo 25


una barca típicamente cretense, que se vuelve a encontrar por ejemplo en un sello de Minos que data del siglo XV a.C.



¿Cuál es el signo más típico?
Ciertamente, el signo 6:
una diosa con los senos desnudos emblemática de la religión minoica.

¿Cuál es el símbolo más extraño?
Podría ser el signo 2:

Creo que se trata de un hombre melenudo, lo que podría designar una cierta categoría de la población, por oposición al signo 3:


una cabeza calva. En este signo 2, el arqueólogo Louis Godart ve un hombre portando una cimera, un casco rematado con plumas, característico de los guerreros filisteos -según la Biblia, los filisteos serían originarios de Creta. Pero si es ese el caso, ¿por qué el autor del disco no ha representado la mentonera indispensable para detener el casco? En fin, muchas personas creen reconocer un indio iroqués, lo que no tiene ninguna razón de ser sobre un disco cretense...

¿Y el otro perfil humano, el signo 3, que presenta dos aros sobre la mejilla?
Louis Godart ha afirmado que se trata de un tatuaje facial idéntico al que se puede observar sobre los tributarios cretenses (embajadores en cierto sentido) pintados en una tumba de la XVIII dinastía egipcia. Por otro lado, yendo a consultar el estudio al que él se refiere en la Biblioteca Nacional, me he dado cuenta que su teoría es muy frágil: los trazos interpretados como un tatuaje pueden explicarse de otra manera, el fresco está muy deteriorado, y ser por ejemplo un vestigio de barba. Sin contar que solamente un personaje presenta una marca un poco similar a esa que se encuentra en la mejilla del signo 3.

¿Cómo lleva usted sus investigaciones?
Guardo presente en la mente tal o cual símbolo y busco formas análogas en los documentos antiguos. Tomemos el signo 14:


La mayoría de los arqueólogos lo llaman "una montaña"... Nunca he podido ver una montaña. Dos montes con la cumbre plana, ligados entre ellos por una estrecha banda, sería un dibujo absurdamente simplista para representar una montaña. Yo lo he "regresado" en el pensamiento y comparado con una pintura que adorna el sarcófago de Haghia Triada:



una mujer sostiene de esa manera dos cubetas unidas por un bastón. Es el mismo dibujo. Esta solución ha parecido convencer a otros investigadores, porque la han adoptado.

¿De qué descubrimiento está más "orgulloso"?
De mi hipótesis a propósito del signo 44:


que evoca la huella de una pata de ánade. He guardado en la cabeza este signo durante 5 ó 6 años. Seguía siendo enigmática. Ciertos arqueólogos ven una cabeza de animal, ¿pero cuál? Después, en una librería, estaba hojeando un libro y caí sobre el sello de Isopata y de inmediato me sentí golpeado por la evidencia: uno encuentra ahí el mismo signo, orientado de manera diferente, y es el detalle de un vestido. Me siento confortado en esta hipótesis por el hecho de que muchos símbolos presentes sobre el disco son fragmentos: una cabeza humana, una cabeza de felino, una pata de toro. Y sobre todo, se vuelve a encontrar el signo 44 en el interior del signo 6. Mire, la diosa lleva este vestido, con el mismo punto situado en el mismo nivel. Ahí hay una clave, el signo 6 "autentifica" el signo 44.

¿Tiene muchos "competidores"?
Sí y no. Después de su descubrimiento, al menos un centenar de traducciones del disco de Festos se han publicado. Pero ninguna versión ha sido admitida por el conjunto de la comunidad científica. Un politécnico, entre otros, ha propuesto un desciframiento integral apoyándose sobre no menos de 30 pruebas. Pero como los otros "traductores", ha adherido el griego antiguo sobre la estructura del disco. Cuando no se tiene más que una cuarentena de signos es posible encontrar correspondencia. Pero es imposible estar seguro se se tiene un "verdadero" texto. Y lo que alimenta la duda, es que todas esas pretendidas traducciones se remiten muy frecuentemente a la simbología de los objetos que figuran sobre el disco: sería cuestión de guerra y de ritos religiosos...

¿Cuál le parece la hipótesis más original?
Hace tres años, un investigador me envió su libro, editado a sus expensas. Habiendo descifrado a la vez un disco maya y el disco de Festos, ¡estaba convencido de haber llegado a localizar la Atlántida!

Pero usted, ¿qué propone?
Soy particularmente sensible a la estética del disco, y pienso que se trata de un "unicum", de un objeto único más que de un documento testimonio de una lengua hablada en un momento de la historia. Por el otro lado, no se ha encontrado ningún otro objeto parecido.... Si es una lengua, no ha vivido... y además, cuando se compara el disco con los textos escritos en "linear B" (una escritura de la lengua griega empleada en Creta a partir de 1400 a.C.), se ve que se trata de una escritura casi "sucia" de un hombre apresurado, que escribe con un cuidado puramente utilitario.


Por Valerie Jaudon

Traducción al español: MGE

En el disco, es lo contrario...
Sí, para mí, el disco de Festos es una obra de arte, un objeto realizado con un cuidado extremo, tal vez con ocasión de un acontecimiento particular de gran importancia. Cada signo ha sido impreso con la ayuda de un sello metálico. Crear punzones móviles tan pequeños y precisos para grabar signos legibles sobre un disco apenas del tamaño de la mano no debió ser un asunto sencillo. Además, disponer los signos en espiral en la arcilla suave está lejos de ser cómodo, eso se experimenta. La belleza del disco y las dificultades que presenta su realización, hacen inclinarse la balanza del lado de su unicidad.

El sentido de la escritura va del exterior hacia el interior. Si el autor del disco no conocía de antemano la extensión de su texto, hubiera sido más lógico imprimir en el otro sentido, para poder añadir un poco de arcilla, si fuera necesario...
Así es. Sobre la cara A, vemos que el escriba tuvo necesidad de comprimir su texto. En los dos o tres grupos de signos hacia el final, ha economizado el espacio. Por lo tanto, el texto estaba ya pensado. Este tema es controversial, pero en mi opinión, el escriba que ha "escrito" el disco de Festos tenía un modelo. Yo estimo que no se trata de una versión definitiva; se notan en su superficie correcciones, signos borrados y luego reimpresos. La versión final debe estar todavía bajo tierra...

¿Piensa usted poner un día punto final a sus investigaciones?
Claramente, no. Ciertamente, la investigación arqueológica profresa sin cesar; por ejemplo, el anillo de Minos, reconocido como auténtico recientemente, lleva una barca de forma casi idéntica a la que figura sobre el disco. Pero aún si mañana nuevas excavaciones sacan a la luz del día nuevos indicativos, habrá que establecer analogías y justificarlas. Si uno se encuentra atraído por el misterio, se tiene todo lo que se necesita para ser feliz con el disco de Festos. Se siente que algunos de sus secretos pueden ser penetrados, pero su significación global podrá siempre ser sujeto de discusión, y mil sombras van a subsistir...

¿Este disco le sirve para viajar en el tiempo?
Sí, y los 5 ó 6 primeros años de mi investigación fueron la fase más apasionante: yo iba de libro en libro... He llenado cuadernos enteros con notas. Eso fue una inmersión en el universo de la Creta antigua. El disco es una puerta de acceso a una civilización brillante, que ha brillado sobre el mundo. María García Esperón, que se ha convertido en mi amiga, escribió una novela a propósito de este objeto, remitiéndose a su aspecto simbólico (El disco del tiempo).* Ella imagina que una chica viaja en el tiempo gracias a ese pedazo de arcilla. Esa me parece una buena aproximación al disco de Festos. Su simbolismo es una inagotable materia de reflexión, como lo es, en astrología, la de todos los signos del Zodiaco... V.J.


*Philippe, al lado de Nuria, es el personaje principal de mi novela (MGE)



Updates Via E-Mail

subcribe rss feedRSS